BAUTISTAS – REFORMADOS


En pocas palabras, podemos decir, que adoptamos absolutamente las doctrinas del Antiguo y Nuevo Testamento. Esta enseñanza, la concebimos tal y como la entendieron los apóstoles y como históricamente la ha preservado la Iglesia de Cristo, en una correcta interpretación, que desemboco en los pilares de la Reforma protestante del Siglo XVI.

Las enseñanzas Bíblicas, históricas, Reformadas, las concebimos tal y como están interpretadas en la Confesión de Fe de Londres de 1689. Nunca pensamos en situar la Confesión de fe, al mismo nivel que la Escritura. Entendemos la Confesión de Fe como una magna y fiel interpretación de las verdades Bíblicas, que elaboradas en medio del seno de la Iglesia, ha sido probada por la iglesia a través de los siglos, sirviendo como sano parámetro de legitimidad, de aquellas Iglesias que se confiesan como Bautistas Reformados y por sobretodo iglesias bíblicas.